perfil | Sobre 'Peaky Blinders'

El príncipe de los gángsters se llama Thomas Shelby

CILL6

Lo que nunca pudo ser James Darmody.

Con Darmody nos quedamos cortos. Los príncipes gángsters molan. Queríamos más pero no sabíamos dónde buscar hasta que llegó Thomas Shelby, el jefazo de la banda de criminales Peaky Blinders. Este joven es la cabeza de una de las familias más peligrosas de la Inglaterra de los años 20. Él es quien mueve los hilos, el cerebro andante. Las secuelas de la Primera Guerra Mundial están presentes en cada escena, y Tom es el protagonista de todo ello. Es el símbolo del guerrero trastornado por el terror.

Hay similitudes entre éste y el de Boardwalk Empire, James Darmody. Dos gángsters outsiders que “murieron” dejándose los sesos en la guerra o, como describe Thomas, en “aquel lodo tóxico lleno de muerte y violencia cruda”. Shelby es el Darmody madurado, más inteligente y no tan impulsivo. Controlador y perspicaz, representa lo que no pudo llegar a ser el hijo adoptivo de Nucky Thompson: el gángster con cerebro -y un par de cojones bien puestos- que sabe cómo imponer su ley. Es el héroe de una guerra aún presente. Temido y respetado como Omar de The Wire, encarna la astucia y el hijoputismo. Lo mejor del personaje es su pose de hombre de hielo. Todo está bajo su control y su mirada cristalina, aparte de comerse la pantalla, convierte al enemigo en un cagódromo.cillian1-e1377683865775

El bueno de Shelby enamora al objetivo, al espectador y a todo lo que se le ponga por delante. Es un gángster al estilo rock ‘n’ roll. Tiene carisma y es consciente de ello. Debajo de esa indumentaria de época se esconde un auténtico dandy de lo criminal que derrocha carisma por todos los poros. No obstante, no es oro todo lo que reluce y, sin duda, lo que hace de este personaje algo enorme es su fragilidad. Detrás de esa coraza emocional se encuentra un hombre con dos caras. La de “amote” del universo cuándo pisa la calle y la de exmilitar irreversiblemente traumatizado por un pasado oscuro. Esa doble alma lo hace humano y justifica su sangre fría, actitud “iceberg”.

Es cruel en tiempos de inhumanidad. Es el rey de una selva llamada Birmingham. El proclamador e instigador de una revolución sobre el barro. Un barro incapaz de salpicar su atuendo, solo el de los demás. La suciedad está toda en su mente psicópata que manda dentro del desconcierto general. Es un claro estratega del caos. Sabe cómo moverse en medio de la incomodidad y del peligro como lo haría el mismo Jax Teller (Sons Of Anarchy). Lejos de ser un gángster de despacho a lo Arnold Rothstein (Boardwalk Empire), Shelby se ensucia las manos casi siempre. Es un profundo fan del tú a tú. No vacila, va directo con su boina afilada al cuello del enemigo. Se siente como pez en el agua en medio del conflicto, queriendo mandar siempre en la estrategia y en el campo de batalla. Tommy es un auténtico animal salvaje disfrazado de persona, para esconder el diablo que lleva dentro.


comments powered by Disqus

© 2013 Serielizados